HZP o.Sp Röckersbühl 2018

El pasado 11 de octubre nos desplazamos hasta el norte de Baviera con Cora del Cancho de los Brezos para asistir a la HZP en la localidad de Röckersbühl.



Aunque el día anterior había diluviado, el día de la prueba amaneció poco nuboso, pero con fuerte viento.


Acudimos al punto de encuentro donde tras la presentación de la prueba, nos correspondió el grupo 6, formado por 3 hembras.



Primero hicimos la parte de campo. La perra demostró su gran potencial, haciendo un recorrido extraordinario, con grandes lazos y buscando las emanaciones del terreno que estaba muy húmedo por la lluvia. Mostró de forma firme y a gran distancia un faisán, demostrando su potente nariz.



En los rastros de pelo y pluma no tuvo problemas, aunque el fuerte viento desplazaba la emanación del rastro hasta 30 metros, pero lo siguió en paralelo sin problemas hasta localizar la pieza, cobrarla y entregármela sentado.



Finalmente hicimos la prueba de agua, haciendo el cobro en frio y ciego sin titubear, de manera bastante rápida.



El trabajo con el pato vivo fue más complicado, pues al hándicap de la charca que era grande y con cobertura densa en varias zonas, se sumó que la perra desalojó patos salvajes hasta en dos ocasiones.



Pero siguió trabajando concentrada y consiguió sacar el pato que buscábamos, haciendo un cobro impecable cuando fue abatido.


El resultado final fue de 193 puntos en HZP ohne Spur (sin rastro de liebre), mejor perro de la prueba en la que participaron 20 perros.






La perra se ha comportado extraordinariamente en la HZP, donde la humedad y la temperatura hizo que la perra superase con creces nuestras expectativas.



Tengo que agradecer a mis compañeros de la VDD Gruppe Nordbayern, por el trato recibido. Me siento uno más entre ellos y procuro aprender de todos ellos en cada estancia. No perdonamos la comida y la bebida para recuperar fuerzas



Es admirable el trabajo de la directiva al completo y jueces por la gestión de tantas pruebas cada semana y en especial de la secretaria Jutta Elflein, por su trabajo arduo, teniendo toda la documentación disponible en la tarde para su entrega.



Volvimos muy cansados, porque viajar sólo a una prueba agota física y mentalmente por la cantidad de gestiones que tienes que hacer durante el viaje, avión, coche, hotel, prueba, jueces y vuelta hacia atrás, pero contentos, por salir todo bien después de tantas horas de trabajo.


Esperamos tenemos la misma suerte dentro de dos semanas en la Meisterprüfung (VGP) y rematar así el trabajo con esta estupenda perra que tenemos la suerte de tener en casa.




Volver